7 de julio de 2013

Reseña #33: La probabilidad estadística del amor a primera vista de Jennifer E. Smith


Título: La probabilidad estadística del amor a primera vista
Autor: Jennifer E. Smith
Editorial: Suma de letras
Páginas: 267
Publicacion: 2012 
ISBN: 
9788483653159
Precio: 17.00€




SINOPSIS 

¿Desde cuándo son puntuales los aviones a la hora de despegar?Hadley ha llegado cuatro minutos tarde, lo que, bien pensado, no parece mucho; una pausa para la publicidad, el descanso entre dos clases, el tiempo que lleva calentar un plato precocinado en el microondas. Cuatro minutos no son nada.Cierra los ojos solo un instante y, cuando los vuelve a abrir, el avión ha desaparecido.Hoy debería ser uno de los peores días en los diecisiete años de la vida de Hadley Sullivan: ha perdido su vuelo por cuatro minutos y ahora está atrapada en el aeropuerto JFK de Nueva York. Llega tarde a la segunda boda de su padre, que se celebrará en Londres, con una mujer a la que Hadley ni siquiera conoce y que pronto se convertirá en su madrastra. Pero entonces conoce al chico perfecto en la atestada sala de espera del aeropuerto. Su nombre es Oliver, es británico y su asiento es el 18C. El de Hadley, el 18 A.Los caprichos del destino y las casualidades de la vida son el motor de esta conmovedora novela sobre lazos familiares, segundas oportunidades y primeros amores.Desarrollada a lo largo de 24 horas, la historia de Hadley y Oliver nos convence de que el amor verdadero puede aparecer en nuestras vidas cuando menos lo esperamos.


OPINIÓN PERSONAL

Pudo ser cosa del destino o simplemente los muchos retrasos que tuvo ese día, pero una cosa está clara, Hadley perdió el avión que la llevaría a Londres para ver a su padre casarse con otra mujer por simplemente cuatro minutos. Cuatro minutos que la llevaron a estar 3 horas esperando en el aeropuerto por el siguiente avión y que además, harían que llegase tarde a la boda. Pero todo eso hizo que conociera a Oliver, un joven cuyo destino es el mismo. Juntos comparten las 3 horas de espera y por mas casualidades del destino, asiento en el vuelo de 7 horas desde Nueva York hasta Londres, donde hablan de todos los temas posibles y se conocen más que si hubiesen pasado toda una vida juntos.
Toda la historia se desarrolla en 24 horas, que comienzan cuando Hadley pierde el avión y terminan tras la boda de su padre, ¡y para lo que dan 24 horas! Unos días nos dedicamos solo a pasar el rato y otro hacemos más actividad que en un año, conocemos gente y...nos enamoramos.
Dos personas que se conocen en un aeropuerto tienen un setenta y dos por ciento más de probabilidades de enamorarse que dos personas que se conozcan en cualquier otro sitio.
Cuando Hadley se dirige al aeropuerto, su único deseo es que esos días pasen rápido y que esté de regreso a casa. No tiene ningun interés en ver a su padre, en asistir a su boda y mucho menos en conocer a Charlotte, la mujer con la que se va a casar.
Hace dos años ya desde que su padre se trasladó a Oxford por temas de trabajo y decidió quedarse y empezar una nueva vida y eso es algo que Hadley no ha podido superar y mucho menos, perdonar. Por ello conocemos a una personaje triste, enfadada y sobretodo, decepcionada.
Durante lo que dura el vuelo Hadley conoce a Oliver, y hablando y hablando, salta la chispa. Pero una chispa un poco dificil de continuar, pues cuando están en Londres cada uno debe ir a lo que ha venido, así que no hay más remedio que despedirse y dejar en manos del destino, de nuevo, encontrarse otra vez.
Hadley como protagonista principal me gustó, como toda persona humana comete errores, tiene fobias y también, sabe pedir perdón y comenzar de 0, aceptar la situación y tragarse el orgullo.

Por su parte, Oliver, como siempre me pasa con todos los protagonistas masculinos, me encantó mucho, mucho, muchísimo. No sabría describirlo, solo ay, ¡quiero un vuelo con un Oliver pero ya!

A simple vista, puede parecer un libro simple, tonto, del montón...¡pero no! Podría decir que es uno de los libros más románticos que he leído, pero no del tipo romántico que es más empalagoso que 1000kg de azúcar. No. Narra una historia normal, que puede sucederle a cualquiera, y la verdad, aunque la trama sea buena, los personajes hacen que el libro valga realmente la pena. Los diálogos entre Hadley y Oliver son muy buenos, originales y divertidos. Y luego a parte de la historia de amor, tenemos el problema familiar de Hadley. La separación de sus padres, una vida nueva, como saber aceptarlos y adaptarse. Me gustó la forma de ser de Hadley, tan real, tan normal.
La forma de narrar de la autora es bastante buena, como he dicho anteriormente, los diálogos me han encantado y también los pensamientos de Hadley, aunque me hubiese gustado más si hubiese sido narrado por Hadley y no por un narrador omnisciente. La portada también me parece preciosa.
No puedo decir mucho más, solo decir que no es lo que parece, es un libro con una historia muy buena y unos personajes geniales.  Después de mi última lectura necesitaba algo ligero, sencillo y realista, y con La probabilidad estadística del amor a primera vista lo he encontrado. Una de mis mejores lecturas de este verano, 100% seguro.


2 comentarios:

Mayura dijo...

Pues mi primera impresión de libro con ese titulo no era precisamente buena xD Odio los amores a primera vista, y casi diría que no me gusta lo cursi. Pero con tu reseña me ha despertado curiosidad, y eso de ser cursi pero no tan cursi pinta muy bien :P
Un beso!

Mel dijo...

Este libro lo han sacado ahora en rebajas a un precio estupendo así que cuando lo vi... a la cesta que vino xD Espero que me guste tanto como a ti :)
Un beso

Publicar un comentario en la entrada